Dieta Paleo: comiendo como en la prehistoria

La dieta paleo o paleolítica es un método de alimentación que se basa en la forma como se alimentaba el hombre de las cavernas la cual era básicamente con proteína animal y vegetal, procedente de la caza y recolección en los poblados del paleolítico.

Con ella, además de perder peso, se busca estar sano, por lo que se eliminan aquellos alimentos que causan enfermedades y se evitan costumbres alimenticias derivadas del mundo industrializado.

Algunos alimentos básicos de la dieta paleo

Esta dieta se hizo popular en los años 70, cuando el gastroenterólogo Walter L. Voegtlin presentó su teoría sobre la adaptación de los seres humanos y su alimentación en la época del Paleolítico, catalogando esta dieta como la ideal y perfecta para fortalecer el cuerpo y enriquecer el cerebro.

El doctor Loren Cordain, especializado en genética y alimentación del Paleolítico, afirma que en ese periodo de la historia, las enfermedades eran menos o no había, debido a la dieta seguida por nuestros antepasados. Los problemas de salud de la actualidad, como la diabetes o el colesterol, pueden ser consecuencia de la alimentación que seguimos. Según dice el doctor Cordain, autor del libro ‘La Dieta Paleo’, esa es la base de esta dieta a la que está genéticamente adaptada la población humana.

Esta dieta tiene como principio utilizar el alimento como medicina para mejorar la salud y obtener bienestar general, por lo tanto, el objetivo principal no es la pérdida de peso, sino la salud. Se recomienda comer carnes magras, aves, pescados y mariscos a voluntad, frutas y verduras fibrosas no ricas en almidón y eliminar de la dieta los cereales, las leguminosas, los productos lácteos y las comidas procesadas.

Otro aspecto de la dieta paleo es que se recomienda comer dos o tres veces al día  y no cinco comidas como recomiendan otras dietas. Según la esencia paleolítica de la dieta, la persona debe comer hasta que esté saciado pero debe hacerlo en contadas ocasiones, de lo contrario, dice la teoría, se estaría alimentado como los animales herbívoros que pastan durante todo el día.

Todas las críticas y opiniones en contra que tiene esta dieta van dirigidas principalmente a que eliminan grupos alimenticios tan importantes como los cereales y la leche, además de reducir los carbohidratos.La dieta de los hombres del paleolítico estaba compuesta principalmente por las grasas y proteínas y pequeñas cantidades de carbohidratos. Es por esto que se recomiendan que la alimentación se base en frutas,  vegetales,  grasas saludables,  proteínas magras y semillas y frutos secos, a fin de evitar enfermedades.

Según la dieta paleolítica, el metabolismo humano no evolucionó más allá del Paleolítico.

Debido a una dieta alta en carbohidratos y grasas se derivan muchas de las enfermedades del mundo moderno.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *