Pierde peso con la dieta metalim

La dieta Metalim consta de cuatro fases que permite una pérdida constante y segura para perder peso, cada una de ellas distinta una de otra que regulan el metabolismo y las funciones bioquímicas. A medida que se avanza en la dieta, los carbohidratos son agregados gradualmente, y varía entre una persona y otra.

Se diagrama el menú diario con una baja proporción de hidratos de carbono, pues con un cambio de hábitos relacionados con la alimentación, se puede producir una baja importante de peso en los primeros días del nuevo plan y siguiendo luego una pérdida regular.

Esta dieta fue creada por Rubén Reynaga, quien no era médico, pero si un investigador, que fundamentó su propuesta en la dieta Atkins, para perder peso de forma rápida y sin recuperarlos.

Con el plan que te propone la dieta Metalim puedes perder peso en unas semanas

La primera fase, tiene una duración de 56 horas, y consiste en romper drásticamente los hábitos poco saludables para comenzar a comer saludable y quemar grasas. Es considerada como la más importante entre las fases, por hacer una diferencia en las rutinas alimenticias. Durante estas horas sólo se consumen proteínas de origen animal como carnes, queso, huevo, entre otros, y dentro de ellos, se pueden comer las cantidades que se quieran. Queda totalmente restringido el consumo de carbohidratos, pues lo que se busca es producir un “stop” determinante a partir del cual el organismo necesite recurrir a las reservas de grasas.

La segunda etapa,  es más prolongada, y toma unos 22 días, donde se pueden consumir carbohidratos, pero en un máximo de 25 gramos diarios. La tercera etapa, puede durar hasta 80 días, pues es donde se adquiere la costumbre a comer equilibrado, aumentando los hidratos de carbono a 80 gramos diarios, podría durar unos días más, pues está sujeta a la meta de kilos fijada.  

La última, la fase cuatro, es una fase de mantenimiento de por vida, donde es posible comer hasta 100 gramos de carbohidratos diarios, y podría cambiar dependiendo de las personas, en general, si se aumenta de peso con esos gramos, se debe reducir.

Hay que tener en cuenta, que a pesar de te permitirá perder peso, no será de forma armónica y poco a poco, si que al contrario, es brusca y rápida. Esta característica podría tener consecuencias como fatiga, cansancio, y baja de tensión arterial. También es recomendable mantener una dieta de este tipo, del tipo hiperproteíca, por mucho tiempo, pues puede producirse una sobrecarga de proteínas, que repercutirían en el hígado y riñones, consultar a nutricionistas antes de comenzar el plan, para que puedan recomendar suplementos para complementar el plan de control de peso sin pasar por experiencias incómodas. 

“Es un programa de alimentación totalmente probado que le enseña a analizar y racionar adecuadamente la ingestión de proteínas, carbohidratos, micronutrientes y grasas".




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *