Controla la hipertensión arterial: Dieta Dash

La Dieta Dash, llamada así por sus siglas en inglés, Dietary Approaches to Stop Hypertension, o Enfoques Dietéticos Para Reducir la Hipertensión es una dieta ideal para disminuir o prevenir la hipertensión arterial. La dieta está basada en una ingesta diaria de 2000 calorías, con lo cual se puede cuidar la hipertensión y a la vez bajar de peso.

La hipertensión no genera síntomas, pero supresencia en forma continuaes unfactor destructivo del sistema cardiovascular, por ello es muy importante adoptar un sistema de vida más saludable. La nutrición de la dieta DASH está balanceada para lograr una buena salud,no hay que comprar ningún alimento ni píldoras especiales ni cocinar recetas especiales para seguir la dieta.

Aunque al seguir la dieta DASH se puede bajar la presión arterial unos cuántos puntos en tan solo unas dos semanas, no significa que se deba dejar de tomar el medicamento indicado por el médico sin una consulta previa.

Las verduras son muy importantes en la dieta dash

El consumo excesivo de sal en las comidas contribuye a tener la presión arterial o sanguínea elevada, lo que se conoce con el nombre de hipertensión. Este consumo de sal proviene de algunos alimentos que lo tienen de forma natural y también cuando se le añade a la comida al prepararlao procesarla. Por esta razón, al seguir las recomendaciones de la dieta DASH de disminuir el consumo de sodio o sal en la dieta, a menos de 2.300 mg al día, ayudara a disminuir la presión arterial o a prevenir la hipertensión.

Seguir la dieta DASH también puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón al disminuirseel colesterol LDL o colesterol "malo".

La dieta DASH es fácil de seguir y no contiene alimentos extraños, solo hace hincapié en comer más porciones de frutas y vegetales, por lo cual se consume gran cantidad de vitaminas y minerales.

Los hipertensos deben evitar la sal en sus comidas

En una dieta de 2.000 calorías diarias debes consumir entre 6 a 8 porciones de granos, 5 raciones de verduras o frutas, de 2 a 3 raciones de productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, 6 onzas de carne magra como pavo, pollo y pescado. También se recomienda entre 4 a 5 raciones de frutos secos y semillas a la semana. Esta dieta excluye las grasas saturadas y dulces. Las únicas grasas permitidas son de origen vegetal que se encuentran naturalmente en los frutos secos y el aceite de oliva. También se limita el consumo en la dieta de carne roja, dulces, azúcares añadidas y bebidas que contienen azúcar.

  • Es una dieta baja en sal, grasas saturadas, colesterol y grasa total.
  • Incrementa el consumo de frutas, vegetales, y productos lácteos sin grasa o con un contenido bajo en grasa.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *