Dieta del Ácido-Básico: controla el pH con la alimentación

El régimen del Ácido-Básico consiste en controlar el nivel de pH en nuestro cuerpo, para compensar los excesos de alimentos ácidos como carnes, cereales y alimentos refinados, con el consumo básico como las frutas, verduras, y proteínas naturales.

Todo lo que comemos, luego de la digestión, y metabolizado, libera un ácido u una base alcalina en la sangre.Las frutas y verduras favorecen la salud, pues equilibran la sangre a su nivel normal de pH que es entre 7.35 y 7.45.

Determinar si un alimento posee una carga básica o ácida en nuestro organismo, no es simple, pues no es el resultado de matemáticas. El cuerpo produce energía de todo lo que comemos, esa energía producida son ácidos conocidos como H+, liberados luego a través de los líquidos corporales, gracias a reacciones químicas típicas de nuestro organismo. Es gracias a esto que nuestro cuerpo se mantiene estable, logrando que el pH se mantenga en niveles promedios. Si se llegara a niveles extremos, existiría un descontrol a nivel celular, ocasionando un mal funcionamiento del organismo, y desarrollar enfermedades.

Alimentos como el brócoli o las espinacas, son muy importantes para un buen nivel entre ácidos y alcalinos

Hoy en día,  el ritmo de vida conlleva a malos hábitos alimenticios, stress y sobre todo mucho sedentarismo. Como consecuencia se producen más ácidos que desequilibran y provocan un descenso del pH. Entre los síntomas se pueden mencionar: disminución del sistema inmune, siendo propensos a enfermedades, fatiga, calambres y dolores musculares, pérdida de la masa ósea y muscular, y degeneración del sistema óseo.

En general, se puede afirmar que las verduras y frutas, tienden a ser alcalinas, mientras que los cereales, legumbres, lácteos, y proteína animal son acidificantes. Si se quiere seguir una dieta saludable, debe existir el equilibrio entre ambas.

Entre las consecuencias de no tener un equilibrio entre los ácidos-base en el cuerpo, se pueden presenciar: caída del cabello y uñas débiles, irritabilidad, piel irritada, cansancio crónico, dolores en los talones, y picazón al orinar.

Siempre que se piensa en dieta, o en entrenar para ganar masa muscular, debe ser seguido de la mano de una dieta, pues ningún programa de entrenamiento funcionaria con resultados asegurados. Por ello hay conceptos básicos que nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos: como el balance calórico, si se ingieren más calorías de las que se consumen, se gana masa muscular, y de ingerir menos calorías para perder grasa. Los macronutrientes como carnes magras y vegetales, por su parte, permiten que consumamos menos carbohidratos y podremos perder grasa corporal.

Para vivir con buena salud, es primordial contar un correcto equilibrio ácido-base. La nutrición influye en su eliminación o retención en el cuerpo, donde las frutas y verduras son los protagonistas alcalinos de nuestro organismo.

Se recomienda consumir vegetales, como brócolis y espinacas por ser ricas en fibra, vitaminas y antioxidantes y poseer bajas calorías.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *