¿Qué es la dermoabrasión?

A la hora de pensar en un tratamiento que le devuelva su mejor apariencia a una piel con cicatrices derivadas del acné, corregir irregularidades de la piel, cicatrices producto de accidentes, arrugas finas del rostro o la remoción de lesiones precancerosas, queratosis; se debe tener en cuenta la dermoabrasión. La dermoabrasión es un tratamiento quirúrgico controlado que se utiliza para suavizar la apariencia  de la piel.

Tiene las ventajas que es una técnica quirúrgica de gran seguridad y aplicable a hombres y mujeres jóvenes y adultos, siempre y cuando la realice un médico experto. La dermoabrasión se realiza levantando suavemente el tejido cicatrizal con un instrumento quirúrgico hasta alcanzar la zona sana de la piel. El procedimiento suele requerir anestesia general o local.

Los efectos derivados de la dermoabrasión  suelen ser un dolor o sensación de quemazón que dura unos días y que es controlable con analgésicos. La piel se trata con agua jabonosa o compresas y tiende a permanecer durante los días después del tratamiento enrojecida o hinchada.  La piel luce también en algunos casos unos poros que parecen más grandes o se siente alguna  picazón derivada de que está apareciendo una nueva capa de dermis, efecto que dura de 4 a 6 semanas.

Es importante mantener un control adecuado de la piel durante la convalecencia, no exponerse al sol, ni al agua con cloro, no ingerir alcohol, los hombres evitar el afeitado con navaja, no exponer la piel a actividades físicas como deportes que puedan dañarla físicamente y cualquier cambio o excesivo malestar como picazón debe informarse al médico tratante para prevenir infecciones o la aparición de las cicatrices removidas.

Como la piel suele lucir decolorada o con diferente tonalidad por  el tratamiento se puede usar maquillaje durante las semanas de la convalecencia pero siempre el que recomiende el profesional para evitar infecciones. La dermoabrasión no se utiliza cuando el acné está activo porque puede dar paso a una infección severa que dañe aún más la piel o tenga otras repercusiones.

Siendo una intervención quirúrgica que requiere anestesia general, tiene como toda que se realiza en esta manera sus riesgos como infecciones, hemorragias, piel que permanece decolorada en forma permanente en pacientes con la piel oscura, aparición de cicatrices queloides, problemas respiratorios y otros.

El costo se contempla en alrededor de 1,300 euros que variarán si se trata de casos en niños pequeños que por lo delicado de la misma requiere más cuidado y eleva los mismos. Por demás con el personal calificado y cumpliendo las exigencias del tratamiento da con estupendos resultados y es segura.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *