La depilación láser masculina en Sevilla

Hace tiempo que pasó de moda aquello de “El hombre y el oso, cuanto más peludo más hermoso”, y es que la depilación masculina ha dejado de ser un tabú y algo fuera de lo común a ser una forma más de cuidarse para muchos hombres. Así, ya no sólo son los deportistas de élite, como los nadadores o los atletas profesional, los que optan por depilarse, sino que es una práctica que se ha extendido a todo el público masculino.

Una de las modalidades de depilación más demandadas es la depilación láser, pues la cera puede resultar muy dolorosa, y para quienes buscan unos resultados más efectivos, no valen ni la cuchilla ni la cera.

Además de haber situaciones en las que la depilación láser es necesaria, como en caso de sufrir hiperticosis o síndrome del hombre lobo, caracterizada por un crecimiento excesivo de vello en todo el cuerpo, puede haber muchos motivos para depilarse: por razones simplemente estéticas, por practicar un determinado deporte, etc.

¿Es igual de efectivo en hombres que en mujeres?

Existen una serie de factores que los hombres deben considerar si deciden hacerse la depilación láser.

Por un lado, el vello del hombre es distinto que el de la mujer. Por ello, es muy probable que un hombre necesite más sesiones de láser que una mujer para eliminar el vello. Además, en ocasiones puede ocurrir que éste no se pueda erradicar de forma definitiva y que vuelva a aparecer tiempo más tarde, aunque se tratará de un vello más débil y no será tan abundante como al principio.

Hay más probabilidades de que esto ocurra en caso de ser menor de treinta años. Además, hay que considerar que el vello puede crecer en algunas partes del cuerpo hasta los cuarenta o incluso hasta los cincuenta años, como puede ser la zona de la espalda.

La efectividad del láser dependerá de varios factores:

  • Las fases del ciclo folicular (depende de cada persona)
  • El grosor del vello
  • El color del pelo
  • La profundidad del vello
  • La densidad folicular o el número de pelos por centímetro cuadrado
  • El color de la piel
  • La zona que se vaya a depilar
  • El estado hormonal

Conclusión

Así, muchos de estos factores son los mismos que en casos de depilación femenina, y es que tampoco son muchas las diferencias que hay entre la depilación masculina y la femenina.

De esta forma, dependiendo del tipo de vello y del grosor, se aplicará un tipo de láser u otro, y al igual que en la depilación femenina, habrá que llevar un cuidado de la piel determinado antes y después de la depilación.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *