Depilación eléctrica

La depilación eléctrica o electrología es el método estético que tiene como objetivo  eliminar el vello corporal no deseado mediante la introducción de una aguja esterilizada muy fina que se inserta  por debajo de la piel para alcanzar el  folículo del vello directamente, de esta forma se aplica una corriente eléctrica leve que destruye la raíz del pelo. Esta técnica se hace pelo por pelo por lo que este procedimiento toma varias sesiones además de las incomodidades que puede causar para el paciente. Este método es más popular en personas que quieren depilar zonas pequeñas de su cuerpo como la cara, las cejas, los dedos, etc. También es usada por personas que desean mantener los resultados de la depilación láser o que quieren depilar zonas que el láser no puede depilar. 

Este procedimiento es considerado por los dermatólogos y médicos estéticos como el  único que es 100% efectivo, ya que elimina el vello de raíz uno por uno. Es posible que la práctica de este procedimiento pueda dejar algunas marcas o infecciones debido a al empleo de agujas pero en la mayoría de los casos estos problemas no se presentan.

Existen diferentes tipos de depilación eléctrica, entre ellas:

- Electrólisis: Usa una corriente directa (una o dos agujas) para crear una reacción química en el folículo piloso.
- Termólisis: Emplea corriente alterna para crear calor que evita que el folículo piloso se regenere.
- Sistema Blend: Se conoce también como método dual, debido a que emplea las dos corrientes antes nombradas.

La elección del procedimiento dependerá de las características personales del paciente y de las recomendaciones del dermatólogo. De esta decisión dependerá el éxito en los resultados, ya que no todos los métodos son apropiados para los diferentes tipos de piel y su sensibilidad particular. 
La depilación eléctrica posee ventajas sobre la depilación láser, algunas de ellas son la eliminación del vello de cualquier color y grosor y el beneficio adicional de no causar manchas en la piel, por lo que se recomienda en personas pelirrojas o con vello blanco.  

El costo de este procedimiento depende del número de sesiones requeridas y estas pueden ir desde los 30 Euros por una sesión de 10 minutos hasta 100 Euros por una sesión de 60 minutos, generalmente se recomienda hacer una sesión a la semana, debido a lo doloroso que puede resultar para el paciente hacerlo con mayor frecuencia.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *