Cuidado de los dientes en Madrid

La clave para mantener una boca sana y una sonrisa saludable durante toda la vida es cuidarse los dientes y seguir una rutina de higiene bucal diaria que impida la formación de placa y sarro. La placa bacteriana es una película que se forma y se adhiere a los dientes que, como su propio nombre indica, contiene restos de alimentos y bacterias, siendo éstas últimas responsables de la formación de sarro y de caries cuando no nos lavamos los dientes.

Complicaciones

La placa bacteriana y el sarro pueden producir con el tiempo los siguientes problemas:

  • Caries dental, como ya hemos dicho en el párrafo inicial. Son agujeros que acaban deteriorando la estructura del diente.
  • Gingivitis: consiste en la inflamación, hinchazón y sangrado de encías, especialmente cuando nos lavamos los dientes.
  • Periodontitis: se trata de la destrucción del hueso y los ligamentos que aguantan el diente, en ocasiones produciéndose la caída del mismo.
  • Halitosis o mal aliento.
  • Abscesos y dolor, lo que conlleva a la incapacidad para usar los dientes, y no poder comer.
  • Otros problemas que no tienen por qué ser de naturaleza bucal, como pueden ser partos prematuros o incluso enfermedades cardíacas.

Qué hacer

Unos dientes sanos se caracterizan por estar limpios y no tener ni sarro ni caries. Las encías en una boca sana son de color rosado y están firmes. Si queremos tener unos dientes y unas encías sanas y evitarnos problemas de salud o tener que colocarnos implantes, podemos seguir los siguientes consejos:

  • Cepillarse los dientes al menos dos veces al día, o si podemos, después de cada comida, y antes de irnos a dormir, con una crema dental con flúor.
  • Utilizar la seda dental por lo menos una vez al día para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía para evitar que se convierta en sarro, ya que una vez formado, éste sólo se podrá eliminar con la limpieza profesional.
  • Ir al dentista por lo menos una vez al año para evaluar nuestro estado bucal y programar cada seis meses una limpieza dental.
  • En caso de utilizarlos, mantener las prótesis dentales, la ortodoncia u otros aparatos limpios, cepillándolos o enjuagándolos con una solución limpiadora de forma frecuente.
  • Reducir el consumo de alimentos que sean pegajosos (almidones, azúcares), ya que contribuyen a formar la placa bacteriana.

Por último, en caso de tener alguna duda sobre qué productos utilizar para el cuidado de nuestra boca o creemos que podemos tener alguna caries u otro problema dental, lo mejor es acudir al dentista para que nos asesore y nos ayude.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *