Cremas antiarrugas

La lucha constante contra el paso del tiempo es una preocupación de toda persona, sin distinción de género, todos podemos sentirnos por momentos preocupados por la evidencia de que el tiempo transcurre inexorablemente y para ello para luchar contra las arrugas, existen desde los principios de las cosmética, las cremas antiarrugas.

Especialmente diseñadas para proveer a la piel los nutrientes que requiere para recuperar la elasticidad que los contaminantes y la edad le van restando pero también para contribuir a detener el deterioro de la misma, tanto como sea posible.

Hoy en día existe una amplia variedad de cremas antiarrugas, de comprobada eficacia para las necesidades que se tienen de hidratar, reafirmar e iluminar la piel del cutis. Es importante tener en cuenta que la crema antiarrugas más cara no es precisamente la que mejor funcione si se ignoran algunos aspectos importantes como lo son, la textura de la piel: seca o grasa, ya que en ambos casos la piel requiere ingredientes diferentes. Para la piel seca una crema antiarrugas con hidratantes funciona bien mientras que para la grasa una crema con astringente hace un buen trabajo.

Para que la crema antiarrugas logre su cometido también es importante que sea libre de componentes que puedan irritar la piel o que la tornen con reacciones de alergia, también es vital la forma en que se aplica, ya que debe aplicarse sobre la piel limpia con movimientos suaves de masaje para que penetre en la piel y sobretodo la constancia en que se emplea, porque la promesa de unos días de aplicación para lirbarse siempre de las arrugas no es del todo cierta ya que se requiere ser constante para obtener resultados.

Cuándo aplicarla depende del tipo de crema que sea, hay crema antiarrugas para la noche que limpian y nutren el cutis mientras que las de día le nutren y le protegen del daño solar. Cuándo empezar a usar una crema antiarrugas también es importante porque una arruga lleva un proceso de años formarse igual es un proceso de años cuidar la piel, los 20 años es la edad clave para empezar una rutina básica que incluya una crema antiarrugas teniendo en cuenta las necesidades de la piel en cuanto a textura, aplicación y regularidad, mantener una piel saludable depende de la limpieza y de la aplicación de una crema antiarrugas efectiva, que hará su trabajo solo si se aplica como prevención en la juventud y como mantenimiento en la edad adulta.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *