Contraindicaciones en implantes dentales en Madrid

Como se ha dicho en la introducción, la función de los implantes dentales es sustituir la raíz de un diente perdido, formado por un tornillo, el pilar y la corona. En principio, cualquier persona que pierde un diente puede ir al dentista para que le coloque un implante. Sin embargo, existen una serie de contraindicaciones en pacientes con distintas afecciones. Estas contraindicaciones pueden ser absolutas o relativas.

 

Contraindicaciones absolutas

Son aquellos casos en los que se desaconseja totalmente la colocación de un implante. Se trata de pacientes que sufren una enfermedad grave (cáncer, tumores), una enfermedad terminal o que padecen una de las siguientes afecciones:

  • Problemas de coagulación no controlados.
  • Sistema inmunológico alterado o débil (pacientes con VIH o que se someten a quimioterapia).
  • Haber sufrido un infarto agudo de miocardio recientemente (menos de 1 año).
  • Haber sufrido un accidente cerebral vascular (menos de 1 año).
  • Enfermedades graves como la artritis reumatoide.
  • Alteraciones óseas, a excepción de la osteoporosis.
  • Alcoholismo o drogadicción.
  • Trastornos mentales como la psicosis.
  • Trastornos del sistema endocrino (como la diabetes grave).

 

Contraindicaciones relativas

Son aquellos casos en los que no está del todo claro que sea positivo realizar un implante dental y en los que será necesario hacer un estudio previo para evaluar el tratamiento alternativo a seguir. Entre otros, se trata de casos con:

  • Hueso irradiado: en caso de tener los huesos irradiados debido a radioterapia, se deberá esperar por lo menos seis meses desde la última sesión de radioterapia para evitar una fibrosis vascular o una trombosis.
  • Diabetes mellitus: la diabetes controlada o en una fase inicial o poco severa no suele presentar contraindicaciones; sin embargo, en diabetes grave o de tipo I puede ser perjudicial someterse a la colocación de un implante.
  • Toma de anticoagulantes orales: cuando el paciente se está medicando con anticoagulantes orales no es muy aconsejable que se proceda a colocar implantes porque hay riesgo de hemorragias o de trastornos de coagulación. Por ello, el dentista deberá evaluar el caso.
  • Bruxismo o hábitos parafuncionales.
  • Condiciones anatómicas desfavorables.
  • Consumo excesivo de tabaco o alcohol.
  • Periodontitis sin tratar o sin controlar.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Artropatías temporomandibulares.
  • Embarazo.
  • Mala higiene bucal.

Además, antes de colocar implantes se tendrá que verificar que la cavidad bucal no tenga ningún tipo de patología, tales como el sarro, la caries o infecciones de cualquier clase.

En todo caso, el dentista será quien determine en cada caso qué es lo mejor para el paciente y quien evalúe el tratamiento que va a dar mejores resultados.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *