Contraindicaciones del Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una molécula orgánica y natural. Se usa en el mundo de la estética desde 1996 contra las arrugas principalmente y también para el tratamiento de problemas de índole articular.

En escasas ocasiones, el ácido hialurónico puede presentar algunas contraindicaciones y varios efectos secundarios. Antes de usarlo, uno debe conocer los peligros y los riesgos del ácido hialurónico.

El ácido hialurónico suele ser muy seguro siempre y cuando se utilicen productos aprobados por los organismos oficiales y sean aplicados por médicos. Normalmente, son los cirujanos plásticos y los dermatólogos quienes avalan su uso. El gran peligro vendría de aplicar el ácido hialurónico por parte de no profesionales o no médicos, o utilizar productos no autorizados, caducados o alterados. En este caso, las consecuencias podrían ser muy graves.

Resulta un tratamiento que no necesita cirugía, no duele y raras veces requiere anestesia local. El paciente puede sentir una pequeña molestia durante la infiltración, si es así se puede aplicar un anestésico local suave para minimizar la molestia.

Después de aplicarse el ácido hialurónico, la piel puede enrojecerse ligeramente, picar levemente, inflamarse la piel tratada,  formarse nódulos en la zona de aplicación, aparecer algunos hematomas o hinchazones en la parte tratada. Estos leves efectos secundarios desparecen al cabo de uno o dos días. Las reacciones alérgicas se dan en muy pocas ocasiones y la formación de una cicatriz hipertrófica es todavía más rara.

Suelen ser pocas las contraindicaciones del ácido hialurónico, sin embargo conviene conocerlas para evitar males mayores.  No se debe usar en los siguientes casos:  

- No se recomiendan los rellenos faciales de ácido hialurónico a aquellas personales que tienen alergia a la proteína del pollo o los huevos.

- No deben usarse inyecciones de ácido hialurónico en aquellas personas que permanezcan bajo tratamiento anticoagulante debido a que puede provocar hematomas en el rostro.

- No se debe usar en aquellas pacientes que presenten infecciones en la zona a tratar, sobre todo, si es en el rostro.

- No se tiene que usar en aquellas personas que hayan tenido severas reacciones alérgicas y/o historia de shock anafiláctico.

- No se recomienda para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

- No se debe usar jamás a aquellas personas que sean alérgicas a cualquier componente del ácido hialurónico, por ejemplo, la lidocaína. Para ello, debe consultarse al médico.

- No debe usarse en personas con enfermedades inmunes

- No conviene utilizarse en aquellas personas que presentan cicatrices hipertróficas y o queloides

- No se debe aplicar a menores de edad

- No se debe usar si se tiene la piel herida, inflamada o enrojecida.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *