Tratamientos para el colesterol

Para explicar lo que es el colesterol, primero debemos hablar brevemente de los esteroles. Éstos son un cierto tipo de grasas naturales que se encuentran en nuestro cuerpo. El colesterol es un tipo de estas grasas naturales y lo encontramos en las membranas celulares, en los ácidos biliares o en las hormonas esteroideas, es decir, en los tejidos corporales y en la sangre. Es fundamental tratar a tiempo el colesterol, de ahí que te animemos a seguir cualquiera de los tratamientos que existen para combatirlo.

Podemos ver concentraciones importantes en órganos como el hígado, el páncreas o la médula espinal y son grasas realmente fundamentales para la regularización del ingreso o la salida de ciertas sustancias que franquean de forma habitual las células de todo nuestro organismo.

El problema real del colesterol aparece cuando la presencia de este la encontramos en nuestro cuerpo en cantidades exageradas. Esto puede tener graves efectos negativos en nuestra salud (o incluso mortales) como el desarrollo de enfermedades vasculares, la aterosclerosis o graves accidentes cerebro -vasculares. Además, el exceso de este tipo de esterol en las arterias es una de las principales causas en la actualidad de los infartos de miocardio.

Efectos del colesterol

Todo esto es causado, además de por tendencias genéticas, por el abuso de grasas de origen animal en nuestra dieta habitual. Una dieta sana y mediterránea, llena de frutas y verduras eliminará la acumulación de estas grasas.

Además de seguir una dieta sana que limite el número de calorías diarias, eliminar hábitos como el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, el control del estrés y la inclusión del deporte en nuestra vida; existen diferentes tratamientos médicos muy efectivos para disminuir los altos niveles del colesterol malo en la sangre, es decir del colesterol LDL. Las resinas, los fibratos, las estatinas o la niacina son muy útiles para bajar y controlar estos niveles en sangre.

tipos de colesterol

A parte de los tratamientos farmacológicos, existen numerosos remedios naturales que combaten óptimamente el colesterol malo, como son la inclusión de ciertos alimentos en nuestra dieta diaria. Estos alimentos estrella son: la cebolla, el ajo, el zumo de limón, pomelo o naranja, el aceite de oliva virgen, las alcachofas, las nueces o las infusiones de cardo.

Las personas que tengas colesterol deberán estar controladas por sus médicos a través de análisis de sangre que nos confirmen el efecto correcto de los tratamientos.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *