Cirugía Pediátrica

La cirugía pediátrica es una especialización que sigue el médico y cirujano  durante 2 o 4 años para poder ejercer como tal en el área infantil de los hospitales. Puesto que la cirugía pediátrica está destinada al diagnóstico, operación y tratamiento post operatorio de los fetos, bebes, niños y jóvenes hasta 18 años.

La cirugía pediátrica es un campo de amplio accionar para el médico cirujano que elige esta especialidad por cuanto trata a los jóvenes desde el feto hasta cuando se acercan a la juventud y durante ese lapso pueden presentar variedad de condiciones que requieran una operación quirúrgica con un especialista en pediatría.

cirugía pediátricaHay durante la concepción y el parto algunas condicionantes que pueden afectar al feto que hacen indispensable someterle a una cirugía pediátrica, que como es  lógico pensar requiere aún más cuidado y destreza que otras cirugías por cuanto el paciente es de apenas tiempo de vida y puede sufrir sino se le trata con una cirugía adecuada daños que impliquen comprometer su salud y crecimiento normal.

También la operación de niños en condiciones comúnes como la extracción de amígdalas es usual tarea para los cirujanos pediátricos, pero en pleno crecimiento tanto niños como jóvenes demandan en muchas ocasiones la intervención del cirujano para corregir algunos problemas de salud genéticos o derivados de accidentes o condiciones que dieron con algunas enfermedades que requieren operación, cuidados preoperatorios y postoperatorios.

Los estudios de postgrado que realiza el cirujano para convertirse en un especialista en cirugía pediátrica son la forma práctica de adquirir conocimientos y destrezas que se requieren para llevar a cabo la labor de cirujano antes las condiciones de salud infantiles, que son variadas y constantes a lo largo de la vida de los niños y jóvenes que se ven ante ellas.

Parte de ese adiestramiento es determinar enfermedades, practicar diagnósticos exhaustivamente investigados, teniendo en cuenta que en muchos casos, siendo niños los pacientes, no se pueden tener indicaciones de los síntomas proporcionados por los pacientes como ocurre con los adultos y que por ello la determinación del diagnóstico es una de las más importantes fases del cuidado de los pacientes infantiles para determinar si una intervención quirúrgica es necesaria.

Además claro está de mantener un control durante la operación y posterior a la misma que permita una recuperación total del paciente evitando riesgos y secuelas que pueden afectarles por ser niños y bebes los que se tratan con la cirugía pediátrica.

CIrugía para la Displasia de Cadera

CIrugía para la Displasia de Cadera

Descubre cómo se puede aplicar la cirugía para solucionar la displasia de cadera presente en algunos bebés recién nacidos por defecto congénito.