Cirugía de párpados

Con el paso del tiempo la piel de nuestros párpados va mermando su elasticidad y su apariencia cambia por el maltratato al privarlos de nutrientes y un cuidado básico, y es cuando nos vemos reflexionando sobre las ventajas de la cirugía estética de los párpados.

La condición no es para nada sencilla ni agradable a la vista, la piel tiende a aflojarse y cae, tanto en los párpados inferiores como superiores, por la falta de elasticidad y por la grasa, es cuando la eficacia de la blefaroplastia o cirugía de los párpados es necesaria, para corregir la zona, levantando los párpados y con ello atenuando la mirada fatigada y falta de elasticidad. Aunque podría considerarse que también beneficiará toda la zona de alrededor de los ojos, el procedimiento solo corrige los párpados caídos y no las arrugas como las patas de gallo, que estando  en la misma área del ojo requieren otro procedimiento.

Las bolsas en los párpados derivadas del paso del tiempo y las orejas de origen en su mayoría hereditario son problemas que se corrigen fácilmente con la cirugía de los párpados. Se corrigen los mismos porque siendo un procedimiento localizado, no varían el aspecto general del paciente y se concentran en el problema a tratar por lo que la cirugía no debe pensarse tendrá más resultados allá de la zona localizada. Los pacientes deben estar en buen estado de salud, y algunas condiciones médicas como la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares, la carencia de lágrimas, la inadecuada coagulación de la sangre, la diabetes, los problemas de la tiroides y el glaucoma hacen imposible la aplicación de esta cirugía en los pacientes que las sufren.

El procedimiento es fácil pero demanda un ambiente quirúrgico adecuado, un control previo de unas horas, y dura alrededor de 1 a 2 horas cuando se va haciendo una incisión en el área del borde de las pestañas para tratar el párpado inferior y en el pliegue del párpado para el superior. Se va recortando en el área para extrar grasa y músculo que causan la caída del párpado y  la misma se cierra con una sutura apenas perceptible.

El proceso de curación incluye algunos cuidados como mantener la cabeza erguida aún cuando se está sentada, aplicar colirios según determine el médico, usar filtro solar y usar gafas de sol durante determinado tiempo, tomar analgésicos que el médico prescribirá para el leve dolor que pueda presentarse, durante una semana deberá guardarse reposo y evitar esfuerzos físicos.  Hay que elegir un cirujano de calificada experiencia porque aunque sencillo el procedimiento  mal aplicado puede traer complicaciones que se corrigen con otra cirugía, por demás es seguro y efectivo.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *