Cirugía estética facial

La cirugía estética facial es la rama de la cirugía plástica que busca corregir quirúrgicamente defectos, deformaciones o elementos de la cara que no le producen satisfacción al paciente conservando tanto la estética como la funcionalidad de las mismas.

El cirujano estético facial debe ser además especialista en otorrinolaringología, ya que su entrenamiento ha sido específicamente enfocado en la anatomía y funcionalidad de cabeza y cuello, y adicionalmente debe tener la capacidad de modelar el hueso y hacer cambios en la forma de las estructuras de soporte del rostro para restaurar y mejorar la apariencia del rostro.

Los procedimientos que son realizados por los cirujanos faciales son:

Rinoplastia: Cirugía estética de la nariz en la que se reconstruye o se remodela el cartílago y el hueso de la misma.

Bleíaroplastia: Cirugía de los párpados en donde hay resección de la grasa y piel sobrante, bolsas, y arrugas del área del ojo. El tiempo de recuperación es aproximadamente una semana.

Ritidectomía: o cirugía de estiramiento facial. En este procedimiento se elimina la piel sobrante y se tensionan los músculos.

Frontoplastia: o estiramiento de la Frente. Mediante esta cirugía se minimizan las líneas y arrugas en la frente y adicionalmente se elevan las cejas.

Lipectomía Submental: o liposucción de papada, consiste en eliminar el exceso de grasa y tejido.

Mentoplastia: o cirugía de mentón. Busca modificar la forma y el tamaño del mentón.

Otoplastia: o cirugía de oreja. Este procedimiento pretende cambiar la forma, el tamaño y la proyección de las orejas. 

Rejuvenecimiento facial: o peeling, consiste en la remoción de la capa externa de la piel utilizando la abrasión, las sustancias químicas o el láser.

Reconstrucción Facial: Esta cirugía repara y/o reconstruye rasgos faciales en paciente que han sido víctimas de cáncer, traumas faciales y defectos congénitos.

Implantes de Colágeno: Tiene como objetivo hacer menos visibles arrugas y cicatrices mediante la inyección de una proteína natural.

Implantes Capilares: Consiste en la inserción de implantes de cabello en áreas donde se ha perdido.

Ritidoplastia y cevicoplastia: Es el rejuvenecimiento tanto de la cara como del cuello.

La gran mayoría de estos procedimientos son de tipo ambulatorio, lo que permite al paciente reiniciar sus actividades de manera rápida. La anestesia generalmente es de tipo local con sedación, lo que disminuye los riesgos que se corren cuando la anestesia es general.

Es importante que los pacientes cuenten con apoyo psicológico para aceptar los cambios que va a tener después de la cirugía, ya que en muchos casos el cambio de apariencia es total lo que puede llegar a generar problemas de identidad o de autoestima tanto en hombres como en mujeres.