Cicatrices Mastopexia

Cuando pensamos en un procedimiento quirúrgico como la mastopexia  puede preocuparnos la seguridad del mismo y las cicatrices de la mastopexia porque tememos por la apariencia que nos dejará ese tratamiento de cirugía de pechos. Realmente en todos los tratamientos hay un resultado de cicatrices, pero en este caso la misma es de pequeño tamaño y alrededor de la aréola. Las mismas suelen tener un color rojo al principio posterior al tratamiento y después cambian a rosadas para en el lapso de seis meses a un año tomar una apariencia blanca, e ir decolorando hasta tomar un aspecto normal antes de 2 años.

Aquellas que se siente atemorizadas por las cicatrices de la mastopexia pueden solitar al médico que les recomiende un tratamiento para mejorar la apariencia de la misma, que podría ser recurrir al láser o a la exposición solar, pero esto depende del tipo de piel, de la clase de cicatriz, por lo que no hay que arriesgar intentando nada a menos que sea lo que el médico recomiende.  Entre las recomendaciones ligadas a una buena terapia de recuperación se encuentra el uso del sujetador porque evita el ensanchamiento de ls cicatrices.

Pero como sucede con todas las condiciones de este tipo algunos cuidados básicos pero permanentes obran favorablemente en este sentido como es hidratar la piel con cremas adecuadas, controlar el peso, alimentarse adecuadamente, control el equilibrio hormonal y amamantar recostada.  Pero aunque las cicatrices son parte del proceso, como hemos dicho, el resultado ventajoso de una mejor apariencia de las mamas hace que las mismas no resulten tan importantes y después de todo, siempre mejoran con los cuidados que el médico recomiende, y la coloración natural de la piel ayudará en el proceso de modo que pronto tendrá una apariencia totalmente normal.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *