Celulitis edematosa

La celulitis edematosa es otra de las formas de la celulitis, muy común hoy en día debido al sedentarismo que existe en la población de toda edad, a los malos hábitos de alimentación y a las dietas de constantes bajas y subes de peso que lejos de ayudar al problema lo van convirtiendo en una situación de salud y estética crónica. Que sin embargo puede tratarse fácilmente con algunas variaciones a la calidad de vida.

Para combatir la celulitis edematosa hay que reconocer primero que no es una celulitis que esté presente en todas las edades y sexos, aunque aparece ocasionalmente en ambos sexos en cualquier edad, generalmente afecta a jóvenes adolescentes mujeres, debido quizá a la fluctuación de peso de la edad de crecimiento, aunque también está presente en mujeres jóvenes y mujeres adultas, son las adolescentes las que más enfrentan este problema.

Es fácil detectar la presencia de celulitis edematosa aunque por su distribución en algunos casos pueda pasar disimulada, ya que se presenta en las extremidades inferiores y podría pensarse en ocasiones que el grueso o las piernas gruesas de algunas pacientes están en relación con el peso, aunque las piernas gruesas derivadas de la celulitis edematosa se presenta en jóvenes delgadas o gruesas, que ven por igual alterada la apariencia de sus piernas, con unas piernas gruesas que a simple vista dejan entrever la apariencia de todos conocida de la piel naranja.

Los cambios imperativos para eliminar celulitis edematosa es un cambio agresivo de la alimentación eliminando alimentos que  aumentan el peso y que tienen escaso aporte nutritivo como carbohidratos sin control, tema que deberá ser supervisado por el médico quien puede plantear mejoras en la alimentación teniendo en cuenta el caso en particular. También debe agregarse una rutina básica de ejercicios que ayuden a mantener el cuerpo en movimiento y que tanto mejor si son ejercicios encaminados a la eliminación de la celulitis.

Uno de los procedmientos que más se emplea ultimamente es la presoterapia, un tratamiento que ayuda a eliminar esta celulitis que contiene líquidos que se han ido acumulando aplicando presión sobre la zona afectada. Otra opción es el drenaje linfático que, normalmente a través de masajes, fuerza la eliminación de la celulitis edematosa.  También se puede a determinada edad recurrir a tratamientos anti celulíticos que permiten recuperar la tonalidad de la piel y  disminuir la apariencia de piel naranja que en este caso de celulitis se hace muy evidente en todo momento. La prevención también juega un papel importante en el tratamiento de la celulitis endomatosa hoy en día.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *