Botox Party

La botox party apareció como todas las modas y los tratamientos de belleza femeninos que cobran popularidad.  El Botox dio paso tiempo atrás de un tratamiento aplicado por un experto en una clínica u hospital , para convertirse en una fiesta de chicas, a donde lejos de solo servirse tragos y charlar despreocupadamente, se comparten dosis de Botox, como una alternativa para ahorrar dinero de lo que cuesta la aplicación del mismo y para  recibir todas un tratamiento de rejuvenecimiento de los más efectivos que existen hoy en día.

Y esas fiestas de chicas, con Botox, tragos y relax, son las denominadas Botox Party, de gran popularidad en Norteamérica e Inglaterra y que cada día se expanden por el mundo. Porque permiten compartir el costo, en algunos lugares sencillamente excesivos, de la operación entre 2, 3, hasta 7 amigas, con el agregado que la organizadora al mejor estilo de aquellas famosas “Tupperware” recibe una dosis por el hecho de organizar el evento.

Pero todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes y tratándose de la salud, no es tan fácil pensarse en hacerse de un tratamiento como éste en medio de un Botox Party sin exponerse innecesariamente, según aducen los expertos a riesgos derivados de que dichas aplicaciones en medio de una, por decirlo así, fiesta no están en un ambiente controlado y podrían significar contaminación de la dosis o una mala aplicación.

Y son precisamente los médicos los que menos recomiendan la aplicación de botox en donde pueden surgir inconvenientes y la salubridad no es del todo perfecta como puede ser en la sala del médico. Convirtiéndose además para algunas en un cierto estilo de “status” que ya les permite, sobre todo a las que tienen capacidad económica para ello, organizar una reunión de este tipo y convidar a sus conocidas, amigas o parientas a una dosis de rejuvenecimiento, situación que hace que exista una demanda excesiva de mujeres deseando aplicarse Botox.

Y si el Botox es un excelente tratamiento para retirar las patas de gallo, quitar las líneas de expresión, darle una renovada apariencia a la piel,  sin mayores efectos que una simple aplicación que además resulta indolora, lo mejor siempre será hacerla aún más efectiva manteniendo la seguridad de su aplicación que solo se logra lógicamente,  con la administración por un experto en un ambiente idealmente concebido para ello, y ahorrar en cuanto se trata de salud siempre será una mala decisión.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *