Molestias en articulaciones

El dolor en las articulaciones puede afectar a una o a más articulaciones y algunas causas están en la artritis, cuando se produce una inflamación de las articulaciones; el dolor muscular y la bursitis. Sus causas pueden ser múltiples, puede ser causado por diferentes tipos de lesiones o afecciones e independientemente de su causa, puede llegar a ser muy molesto.

La artritis reumatoidea está considerada como un trastorno autoinmunitario que produce rigidez y dolor en las articulaciones.

La osteoartritis es la degeneración cartilaginosa en una articulación y la aparición de espolones óseos, algo muy común en adultos con edades superiores a los 45 años y que puede causar dolor articulatorio.

El dolor articular puede deberse también a una bursitis, que es la inflamación de las bolsas, unos sacos que portan el líquido que amortigua que  y sirve de almohadilla a prominencias óseas como pueden ser las rodillas, permitiendo con ello el libre movimiento de los músculos y de los tendones sobre el hueso.

Tiene como causas más comunes las enfermedades que son autoinmunitarias, como pueden ser la artritis reumatoidea y el lupus; la bursitis, la condromalacia rotuliana; la gota, que especialmente se presenta en el dedo gordo del pie; las enfermedades infecciosas como la hepatitis, la influenza, el síndrome viral de Epstein-Barr, la enfermedad de Lyme, fiebre reumática, sarampión, rubéola, las paperas o el parvovirus o la varicela; la osteoartritis o lesiones como fracturas, tendinitis, osteomielitis, artritis séptica, esguinces y torceduras por sobrecarga o esfuerzo inusual.

dolor en las articulaciones

Hay que saber que si no es producido por artritis, tanto es beneficioso el reposo como el ejercicio. Están recomendados los baños tibios, los masajes y los ejercicios de estiramiento con una frecuencia prescrita y posible. Se deberá consultar al profesional a la hora de tomar fármacos antiinflamatorios que luchen contra el dolor y la inflamación.

Ante la presencia de cierta sintomatología debe consultarse al especialista, tales son los casos de fiebre que no asociada con síntomas de gripe, pérdida de peso sin haberlo intentado llegando a perder incluso cinco kilos de forma involuntaria; dolores articulares que persisten más de tres días; o dolores articulares intensos e inexplicables junto a otra sintomatología inexplicable también.

En todos estos supuestos, está aconsejado, dirigirse a un profesional en la materia, el médico sabrá qué hacer sin que el paciente deba, en ningún caso, medicarse por su cuenta, pues un tratamiento facultativo responde a unos interrogantes que el profesional baraja y resuelve según su leal saber y entender.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *